miércoles, 8 de marzo de 2017

La guerra de independencia en el Bajío, previo a la llegada de Francisco Xavier Mina.

  2017 es también año del Bicentenario pues, como bien lo sabemos, la guerra de Independencia duró 11 años. Los festejos de 2010 fueron el marco para iniciar la conmemoración, quizá no fueron tan espléndidos como debieron ser pero, dadas las circunstancias sociales, políticas y económicas en las que estamos inmersos, como si fuera fiesta de rancho, “se hizo lo que se pudo”. A partir de 2010, cada año ha tenido algún personaje o evento central en el que se recordaron los hechos, así en 2012 fue el Bicentenario del Sitio de Cuautla; en 2013 fue el Bicentenario de los Sentimientos de la Nación en Morelia; en 2014 el Bicentenario de la Constitución de Apatzingan, en 2015 al parecer no hubo ninguna conmemoración, igual que en 2016… 2017 es el Año del Centenario de la Constitución.

   En el año que ahora vivimos se recordará el Bicentenario de Francisco Xavier Mina, eso será entre Abril y Noviembre, que fueron los meses en que revolucionó por las provincias orientales, llegando hasta el actual estado de Guanajuato en donde acabó su vida. Como parte de este recorrido virtual que hacemos de la Ruta de Hidalgo, daré cabida a la presencia del caudillo navarro, caso que nos llama la atención pues él, siendo español, combatió contra la presencia española en Nueva España.

   Mina no tuvo presencia en Salamanca, población en donde publico este espacio electrónico, si la tuvo en lugares cercanos: Valle de Santiago, Jaral del Progreso, Cuerámaro, Silao, León, San Felipe y San Diego de la Unión. Como antecedentes tenemos estos partes militares que el ejército realista enviaba al virrey en turno notificando lo que por el rumbo de la intendencia de Guanajuato ocurría hace doscientos años. Las fotografías que vemos son de algunos de los sitios que en la ribera sur del río Lerma se mencionan.

 30 de noviembre de 1816
  “El 16 de noviembre de 1816, se reunió una partida que fue a Salamanca.
  El 17 y 18 se mantuvo la división en Irapuato.
  El 19 emprendí la marcha para Pueblo Nuevo sin novedad.
  El 20 siguió al rancho de las Estacas, y sobre la marcha destaqué una partida de caballería al cerro de Huanímaro, la que regresó con 3 prisioneros.
  El 21 salí de este punto para el Cerro Colorado en donde se fusiló 1 rebelde de la gavilla de Lucas Flores y en la noche hice salir un grueso de la caballería sobre los ranchos Huipana, Mancera, el Rodeo y Potrero de la Grulla, con el objeto de recoger la remonta que se decía tenía en este punto el sacrílego Torres.
  El 22 antes de amanecer seguí con el resto de la división a Huipana en cuyo tránsito mató la guerrilla un rebelde, y al llegar a este rancho se reunió la partida que había salido el día anterior trayendo 12 prisioneros y 19 caballos.
  El 25 a causa de la mucha lluvia permaneció la división en este punto, habiéndose fusilado en la tarde 6 rebeldes y aplicándose el castigo de baquetas a otras 6 prófugos.
  El 24 contramarchó la división al Charco, habiendo destacado una partida de caballería a la hacienda de Pantoja la que persiguió a algunos rebeldes matando 1 y trayendo 2 prisioneros.
  El 25 siguió al Valle de Santiago sin cosa que notar.
  El 26 al pueblo de San Gerónimo habiendo sufrido el castigo de baquetas uno que se aprehendió.
  El 27 al rancho el Xoconostle. En la noche mandé 4 partidas fuertes de caballería al Pueblo Nuevo y ranchos de la Tetilla, Cerro Prieto y los Duranes, con la orden de que aprehendiesen a cuantos hombres encontrasen en las casas y cerros respecto a que nunca aguardan en ellas a las tropas reales.
  El 28 seguí con el resto de la división para la Tetilla, punto que señalé de reunión y se verificó trayendo las partidas que habían salido la noche antes 146 paisanos, entre los que después de haber hecho un riguroso escrutinio solo han podido salir 5 rebeldes que he mandado fusilar y a los restantes después de bien amonestados en los deberes de vasallos se han puesto en libertad.
 El 29 al emprender la marcha para el rancho del Tecolote, se pasaron a 2 por las armas de los aprehendidos antes, y se les aplicó el castigo de baquetas a 6 por haber huido de las tropas del Rey. En la noche mandé una partida a Salamanca.
  El 30 se ha empleado en correr con diversas partidas el cerro Blanco, cerro Prieto y demás inmediaciones habiendo ido a encontrarse una de las partidas con las gavillas de Lucas Flores, Calixto Aguirre y otros, la cual se sostuvo y mandó avisar fue batida esta reunión en los términos que por menor explica el parte separado. En la noche regresó la partida que fue a Salamanca sin novedad.


  Dios guarde a V.S. muchos años. Rancho del Tecolote. Noviembre 30 de 1816. –Felipe Castañón. –Sr. comandante general del ejército del norte, D. Francisco Orrantia.

 9 de diciembre de 1816
  “A las 8 de la noche del 5 del corriente despaché una partida de infantería y caballería al cargo del capitán D. Manuel Mayora, a la hacienda de Uruétaro y rancho de los Teranes, con objeto de sorprender algunos rebeldes de la gavilla del titulado capitán Vicente Evaristo y la remonta de éste: a las 8 de la mañana del 6 volvió con 25 caballos, 100 reses, y 9 prisioneros de los que he mandado poner en capilla a José Navarro, Guadalupe Aguilar y Ramón Ávila, que resultaron rebeldes de la gavilla del citado Evaristo por la denuncia que de ellos hubo, y a más por la averiguación verbal que aquí se hizo; y por lo que habiendo dado buenos informes, José Cornejo, Ramón Cornejo y Nicolás Zavala, los puse en libertad, dejando en el calabozo otros 3 de que por separado consulto a V.S. con extensión.
  Se han rematado en este pueblo 47 reses por el Alcalde D. Plácido Soldevilla quien enteró en la tesorería militar su producto de 280 pesos, 4 reales, 10 granos, habiendo devuelto las demás a los que acreditaron propiedad, y no tener injerencia en el partido rebelde.
  Los caballos se repartieron en la compañía de Mayora y de Machuca, cuyos soldados remudaron, y el sobrante de igual número remitiré a la hacienda de la Zanja en primera ocasión.
  Todo lo que comunico a V.S. para su debido conocimiento.

  Dios guarde a V.S. muchos. Salamanca, 9 de diciembre de 1816.  –Manuel de Iruela Zamora. –Sor. Coronel y Comandante General, D. Francisco de Orrantia.

 21 de diciembre de 1816
  “Excmo. Sr. –Paso a el superior conocimiento de V.E. el parte original que me han dirigido con fecha 9 del corriente el comandante de armas de la villa de Salamanca, teniente coronel D. Manuel Iruela Zamora, por el que se impondrá V.E. del buen resultado que tuvo la partida del capitán D, Manuel Mayora que salió a sorprender una gavilla de rebeldes el 5 en la noche a la hacienda de Uruétaro.
  V.E. me dirá para lo sucesivo si los partes de poca cantidad como este, y otros que dirijo omita su remisión para no quitar a V.E. otras atenciones de más consideración.
  Dios guarde a V.E. muchos años, Salvatierra. Diciembre 21 de 1816. –Excmo. Sr. Francisco de Orrantía. –Excmos. Sr. Virrey D. Juan Ruiz de Apodaca.

 31 de Diciembre de 1816
  “El 16 de diciembre de 1816 emprendí la marcha de la hacienda de San Nicolás para el pueblo de Yuririapúndaro.
  El 17 seguí al valle de Santiago pasando por Chilapa en cuyo cerro se presentó la gavilla de los Borja, que fue perseguido por las guerrillas, logrando matarles 4.
  El 18 continuó la división para el rancho de Baltierra, y en el tránsito mandé tres partidas de caballería para que registrasen el cerro del Zapote, en que regularmente se abriga la gavilla de Lucas Flores y otros bárbaros cuyas partidas mataron 2 y trajeron 1 prisionero.
  El 19 al romper la marcha para el rancho de Copales se pasó 1 rebelde por las armas habiéndose aplicado el castigo de baqueteas a 2 prisioneros.
  El 20 marché para la hacienda de Santa Catarina, en donde hice salir en la noche una gruesa partida de caballería con el objeto de que al amanecer del día siguiente quedase emboscado en el cerro de Panales, y que aguardase el arribo de la división al Pueblo Nuevo, de cuyo punto había observado otras veces salían con bastante anticipación huyendo para el cerro los de la gavilla de Lucas Flores.
  El 21 salió el resto de la división para el mencionado Pueblo Nuevo, habiendo sufrido el castigo de baquetas 4 paisanos que se cogieron huyendo. Conforme nos acercábamos a dicho pueblo mandé pasarse el río Grande una partida de caballería y que continuase por la rivera a buen paso con el fin de cortarles el vado a los que por aquella parte pudiesen huir. En efecto, salieron estos indecentes huyendo para el cerro de Panales, de donde les salió la partida emboscada, matándoles 5 en la persecución y tomándoles 6 fusiles, algunas lanzas y 26 caballos ensillados.
  El 22 entró la división en Irapuato, habiendo perseguido en el tránsito la guerrilla algunos rebeldes de la gavilla de Calixto Aguirre, matándoles 1, y se ha mantenido en dicho punto hasta el 27 en espera de una partida que mandé a Salamanca por el dinero consignado a la división.
  El 28 volví a Pueblo Nuevo.
  El 29 seguí hacia la hacienda de Pantoja y pasado por el cerro de Peralta fueron perseguidas en dicho cerro las gavillas de Calixto Aguirre y Cruz Arroyo, matándoles 2 y haciéndoles 2 prisioneros: se les quitaron 2 fusiles y 20 caballos.
  El 30 contramarchó la división para el Valle de Santiago, habiéndose fusilado 3 rebeldes de los aprehendidos antes.
  El 21 vino a la hacienda del Pitayo, y en la noche dispuse fuese sobre el pueblo de Santa Cruz una columna de caballería.
  Dios guarde a V.S. muchos años. Hacienda del Pitayo, diciembre 31 de 1816. –Felipe Castañón. –Sr. comandante general del ejército del norte.
13 de mayo de 1817
  Después de haber conducido el convoy de platas desde Irapuato hasta Querétaro y regresado de esa ciudad a Salamanca, en cuya villa encontré a V.S. me dirigí el 4 del corriente al Valle de Santiago en busca de las fuertes reuniones del padre Torres, Lucas Flores y otros, que según noticias de Salvatierra comunicadas a V.S. estaban en este pueblo; más no habiéndoles encontrado, fueron no obstante perseguidos por las guerrillas algunos de la gavilla de Lucas Flores, matándoles 3 y haciéndoles 9 prisioneros; se les quitaron 10 caballos, se destruyó la maestranza e incendió la carpintería en que estaban trabajando cureñas, cajas de fusil y de pistola, recogiéndose además cosa de 1 quintal de cobre.
  El 5 al emprender la marcha se fusilaron 2 de los aprehendidos ayer, y en el tránsito para la hacienda de Huanímaro destaqué varias partidas a los cerros inmediatos las que mataron 2, recogiendo 1 pistola, varios caballos y sillas; y por el parte del mayor general D. Pedro Otaño, se instruía V.S. de lo que ocurrió a la partida que mandé a sus órdenes sobre la ranchería de San Juan. A la hora de lista se pasaron 12 rebeldes por las armas.
  El 7 siguió la división a Casas Blancas de Corralejo, en donde aprehendieron las guerrillas 3 facciosos.
  El 8 continué por el frente del fuerte de San Gregorio, donde se fusilaron los 3 cogidos ayer, y pasando hasta la hacienda de Tupátaro, retrocedí al rancho del Agua Tibia.
  El 9 contramarchó la división para Huanímaro y una de las guerrillas mató a un soldado rebelde.
  El 10 al rancho de Las Cañas sin cosa que notar. El 11 al del Charco. A las 10 de la noche dispuse dos gruesas partidas de caballería, una para Cuitzeo de los Naranjos y la otra para el rancho del Carrizo.
  El 12 por el parte del mayor general de mi división vendrá V.S. en conocimiento de la utilidad que ha resultado al servicio del rey de la partida que fue mandando anoche. El capitán graduado D. José de la Peña me ha pasado el otro contraído al fruto que ha sacado de la partida que puse a sus órdenes y tanto éstas como el resto de la división estaban al amanecer de éste día en Cuitzeo de los Naranjos, punto señalado de reunión.
  El 13 al emprender la marcha fueron fusilados 5 de los aprehendidos antes. Me dirigí con la división a Irapuato, y por el parte separado verá V.S. gran reunión que me salió en las inmediaciones de Munguía y ataqué con ventaja prontamente.

  Dios guarde a V.S. muchos años. Irapuato, mayo 12 de 1817. Felipe Castañón. –Sr. coronel D. Cristóbal Ordoñez.

Todos los partes fueron tomados de la Gaceta del Gobierno de México correspondiente al primer semestre de 1817.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada