miércoles, 26 de agosto de 2015

La ruta de Morelos, descrita por el propio Morelos. 12ª Parte

   Creo prudente hacer una aclaración. El libro que estoy transcribiendo fue publicado en 1825, he adecuado la ortografía en algunas palabras, cambiar casi siempre la g por la j, cosa habitual en la época el usarlas de modo distinto a como nosotros lo hacemos en la actualidad. Hay algo que hasta ahora, luego de 12 partes, he logrado entender. Se trata de la forma de escribir, con símbolo la cantidad de miles, es decir en lugar de anotar, por ejemplo, 1000 hombres, lo hacían así: 1c, como una especie de símbolo de centavos. Pensé que se refería a "ciento" pero ahora me doy cuenta que es "mil", es por eso que en las 10 partes anteriores de esta relación habrá que verificar bien si se refiere a cientos o miles en algunos casos, eso lo haré cuando me sea posible.

  "Y responde.  A la décima séptima que dice. Diga: A dónde se dirigía desde Huétamo: con qué número de gente, de armas salió de allí: que gavillas debían agregársele: cuáles eran sus planes y proyectos en el paraje donde esperaba situarse: con que investidura o carácter los iba a ejecutar, y cómo lo adquirió." Dijo: Que salió de Uruapan por Ario, Huetamo, Cutzamala, Tlalchapa, Poliuhtla, Pesoapan, y toda la orilla derecha del Mescala con hombres poco más o menos; 500 de ellos armados de fusil, y el resto paisanos y pasajeros con algunos de todas armas. Su objeto fue conducir al congreso que también lo acompañaba, y el declarante iba de comisionado y director de las marchas para situarlo en Tehuacán, Zongolica, Zacatlán o Nautlingo que era donde habían determinado hacer mansión. En el camino se le agregaron algunas cortas partidas, pero estas se volvieron a sus respectivas demarcaciones.

Los sujetos que mandaban inmediatamente esta división eran el mariscal Nicolás Bravo, Lobato, Paez, Carbajal, e Irrigaray. Los vocales que componían el congreso eran Sotero Castañeda, Alas, Sesma el viejo, y González. Los del tribunal de justicia eran el Lic. Ponce, Martínez, y Castro, y los de gobierno el que declara y Cumplido, porque Liceaga como ya ha expresado se fue con licencia temporal, también venían los secretarios de este Arriaga, y Benitez, y del de justicia Berméo y Calvo. Hasta el paraje entre los pueblos de Tezmalaca y Cuetzala, que fue donde se aprehendió el declarante y sufrió una derrota su gente con la dispersión de estos vocales, no se le reunió partida alguna; pero sí esperaba por orden que el gobierno les había mandado, que habían de salir a recibirle, y sostenerle en el paso del rio las divisiones de Sesma que estaba en Chilacayoapan, la de Guerrero que estaba en las inmediaciones de Tlapa, y ,1ª de Terán que se hallaba por Tehuacán, con 300 hombres cada uno; pero ignora el motivo porque no cumplieron con aquella orden. Según los estados de fuerza que vio de Sesma, Guerrero y Osorno, tiene el primero 500 fusiles, y como 200 hombres: Guerrero tiene 300 costeños, y mucha indiada, y Osorno tiene fusiles y como 200 hombres. De Terán y Victoria, aunque no ha visto los estados, les regula 700 fusiles, y 1.500 hombres al primero, y a Victoria fusiles y hombres; igual motivo tiene para no saber la fuerza de Rayón; pero infiere que con Epitacio, Pascasio, Vargas y Hernández podrá ascender a 1.200 fusiles con 2.500 hombres.

   Que todos estos reconocen a la Junta y obedecen al Supremo Gobierno de que es uno de los vocales el declarante; por cuyo motivo y el de acercarse a la costa, resolvió el congreso situarse entre aquellos puntos, y aproximarse a saber el resultado del cura Herrera que fue enviado a los Estados Unidos con 28;000 pesos para que negociase con aquel gobierno si les mandaba gente y armas para conseguir su independencia, y en el caso de no conseguir nada hacer lo propio en Caracas, Londres o, en otros países donde pudiera conseguir algo; pues al efecto se le asignaron 40,000 pesos de sueldo anuales, y estaban dando providencias para remitirle paulatinamente más dinero. Se ignora en que parase se halla en el día el citado Herrera, su secretario Zarate, el capellán Pons ex-provincial del orden de Santo Domingo, y Juan Nepomuceno Almonte que se decía adivino del que declara, y unos diez oficiales que pidió al congreso Álvarez de Toledo desde New Orleans. (1)


Fuente:

1.- Historia militar del General Don José María Morelos, sacada en lo conducente a ella de sus declaraciones recibidas de orden del virrey de México cuando estuvo arrestado en la ciudadela de esta Capital. Suplemento al Cuadro Histórico de la Revolución Mexicana, ó sea la historia militar del general D. José María Morelos, sacada literalmente en lo conducente, de la causa que le formó la capitanía general de México. Impreso en la Oficina del Águila. México, 1825, pp

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada