jueves, 5 de abril de 2012

La Casa Real Española, su presión sobre la Nueva España, el ejemplo en Guanajuato. Siglo XVII.

A quien vemos en este dibujo, es al presbítero Lucio Marmolejo (1834-1885) quien fuera el socio corresponsal en Guanajuato de la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística durante la segunda mitad del siglo XIX. El padre Marmolejo, apasionado de la Historia, especialmente a la de su lugar de origen, Guanajuato, tuvo a bien consultar libros conocidos, algunos no tanto y, lo mejor, que tuvo acceso a archivos parroquiales y oficiales que le dieron una idea más precisa y exacta de los acontecimientos ocurridos en la ciudad de Guanajuato, que fuera, durante dos siglos de los tres de la época Colonial la más importante de toda la Nueva España, luego de la ciudad de México. Esto debido a la riqueza que sus minas producían. La idea del padre Marmolejo no era escribir una Historia de Guanajuato, de la que dijo, modestamente, que no se sentía capaz para ello, sin embargo nos heredó un documento importantísimo que nos deja ver eventos sorprendentes ocurridos en la Ciudad y Real de Minas de Santa Fe de Guanajuato.

Gracias a sus escritos me doy cuenta de cual era la presión que ejercía la Corona Española en la provincia más rica del Virreinato y como la presencia de la Casa Real era importante y casi omnipotente. Tratar de entender lo intrincado de la Historia de los reyes españoles es cosa por demás complicada pero, con el solo saber lo que dijeron los edictos que los reyes proclamaban y que afectaban a Nuewva España nos dejan una idea clara de que la Independencia era algo que a callados gritos se pedía, o al menos se pensaba, pues el abuso de España era, en todos los sentidos sobre sus llamados "vasallos".

El quinto real era obligatorio, se agregaba a esto las colectas y los "donativos graciosos para el alivio de sus gastos" que de España se pedían, algo en verdad digno de conocer para lograr entender mejor como se fue dando ese caldo de cultivo que explotó en 1810.

Carlos V, el Emperador que decía aquello de que "el sol nunca se pone en sus dominios" fue proclamado en 1516, cuando Cortés ya andaba merodeando por las costas de Yucatán, fue a él a quién envió sus Cartas de Relación, era a él a quién nombraba "Sacra, Cesárea, Católica Majestad". Dos años antes de morir Carlos V deja el poder a su hijo, Felipe II quien ocupa el trono real de 1556 a 1598, a lo largo de su vida casa cuatro veces, no tanto por amor, sino por interés a reforzar la supremacía española en Europa y lo hace en 1543 con Manuela de Portugal, en 1554 con María de Inglaterra, en 1559 con Isabel Farnesio de Francia y en 1570 con Ana de Austria. Esto de las subidas al trono, de los matrimonios y los decesos era cosa importante en el calendario civil del Imperio, dentro del cual estaba comprendido México cuando se llamaba Nueva España. Todo acto real era anunciado y celebrado en México. A Felipe II le sucede su hijo Felipe III quien reina de 1598 a 1621 y casa con Margarita de Austria.

Guanajuato fue fundada en su calidad de pueblo en 1570, cuando Felipe II reinaba, poco a poco la riqueza que allí se generaba comenzó a agradar más y más a la Corona Española, pues la abundancia era notoria, por lo tanto las proclamas reales eran necesario hacerlas también en Guanajuato

El retrato que vemos es el de Felipe IV, conocido como "El Rey Planeta" quién es coronado en 1621, un siglo después de la caída de la Gran Tenochtitlán. Él tuvo dos matrimonios, primero en 1621 con Isabel de Francia y luego, en 1649, con Mariana de Austria. Es ahora que leemos a don Lucio Marmolejo.

"Abril 1 de 1621.-
Se manda orden al ayuntamiento de Guanajuato, para que proceda al juramento del Rey Felipe IV".

Octubre de 1635.-
El virrey Marqués de Cerralvo, D. Rodrigo Pacheco Osorio, transcribe la Real Cédula en que dispone Felipe IV, que todos sus vasallos contribuyan para los gastos de canonización del Santo Rey D. Fernando". (Se refiere a Fernando III de Castilla 1217-1252).

1645 (sin especificar el mes).-
Se celebra en la Parroquia de Guanajuato solemnes exequias por la Reina de España, Doña Isabel de Borbón y Médicis, primera esposa de Felipe IV.

Octubre 18 de 1665.-
Comunica la Reyna Gobernadora la muerte de Felipe IV, acaecida el 17 de septiembre de este mismo año".

Muerto Felipe IV lo sucede su hijo, Carlos II, el que aparece ahora en el retrato, al cual se le conocía por el mote de "El Hechizado". Su regencia va por el resto del siglo XVII, es decir, de 1665 a 1700. Casa dos veces, primero con María Luisa de Orleáns en 1679 y después con Mariana de Neoburgo en 1689. Muere, por serios padecimientos congénitos, sin descendencia y siendo joven. Y es bajo el mandato de este rey que llega a Guanajuato una curiosa petición que gracias al padre Marmolejo podemos ahora conocer:

1666. (Sin especificar el mes).
Se verifica este año el juramento de Carlos II.

Agosto 25 de 1691.-
El indio ladino Pedro Martínez publica en Guanajuato, a voz de pregonero, el mandamiento del Virrey, relativo a la donación pedida por Carlos II. He aquí los términos en que se hizo esta publicación:

"En la Villa de Santa Fe, Real y Minas de Guanajuato, a 25 días del mes de Agosto de 1691 años, el Sr. Capitán D. Francisco Fernández de Zelis, teniente general por el Sr. Capitán D. Francisco Martínez de Tejada, Alcalde mayor en ella y su jurisdicción por S. M. dijo que por cuanto ha recibido un mandamiento del E. Sr. Conde de Galvez, Virrey de esta Nueva España, en el que le manda, en atención a los gastos que la Católica Real Majestad del Rey nuestro Señor ha hecho, y se le han recrecido en el casamiento que hizo con la Reina nuestra Señora, empeños causados a su real patrimonio para conducir a S. M. a los reinos de Castilla de los del Imperio, cuyo desempeño espera S. M. en sus leales vasallos, contribuyendo con un donativo gracioso para alivio de sus gastos, cuya recomendación hace a dicho Sr. Exmo. por su real cédula despachada a los ocho de setiembre del año pasado, de 689; y para que en lo que toca a ésta Villa y su jurisdicción, tengan efecto materia tan del servicio de ambas Majestades, y como sus vasallos, contribuyan con las porciones que alcanzase su posibilidad y con ellas ocurran a su merced, mandó se publicase así en esta Villa como en las congregaciones de Irapuato y Silao, para que todos sus vecinos y moradores ocurran ante su merced a contribuir con el donativo que pudieren, graciosamente, y que en su posibilidad cupiere, de que ha de dar cuenta a dicho Sr. Exmo., de la proción que cada uno diese, para que la persona que más señalare le honre S. M. y dé las gracias como particular servicio suyo; y así proveyó y lo firmó.- Francisco Fernández de Zelis- Por ante mi, Salvador de Perea escribano del Cabildo, público y de real hacienda.

Septiembre 9 de 1691.-
Se remiten este día 1570 pesos, cuatro reales, colectados en Guanajuato para donativo del Rey.
.
Fuente:
.
Efemérides Guanajuatenses o datos para formar la Historia de la Ciudad de Guanajuato. Obra escrita con presencia de los más auténticos e interesantes documentos. Por el presbítero Lucio Marmolejo. Socio corresponsal de la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística y miembro de algunas otras corporaciones literarias. Guanajuato. Imprenta del Colegio de Artes y Oficis a cargo de Francisco rodríguez. 1883.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada