sábado, 19 de marzo de 2011

Hacienda Santa Ana de Hornos; actual Venustiano Carranza, municipio de Viesca, Coahuila. Cabeza número 220


Si consideramos que fue el domingo 7 de abril de 1811 que los rehenes salieron muy de madrugada de la Hacienda de San Lorenzo de las Parras pasarían, entonces, allí esa noche, al día siguiente, lunes 8 de abril, que era Lunes Santo, en la Hacienda de Nuestra Señora de Guadalupe de la Peña. Para continuar al otro día rumbo a El Álamo, hoy Viesca, a donde llegarían el martes Santo, 9 de abril. Algunos historiadores se inclinan por pensar que fueron solo los clérigos y religiosos los que llegaron al Álamo, pues los demás lo harían hasta la Hacienda de Hornos.


Dudo que el trayecto entre las haciendas de La Peña hasta Hornos se hubiera cubierto en una sola jornada, además de que el Camino Real, estaba trazado pasando por el Álamo, así que, me inclino a pensar que fue en este sitio en donde se dividieron los grupos. De Álamo continuarían a Ahuichilla, Pozo del Calvo, Paso de Guadalupe y Cuencamé, para luego continuar a Durango. Mientras que Hidalgo, como único clérigo va integrado a los seculares debido a que fue él quien encabezó el movimiento Insurgente. Llegarían pues, a la Hacienda de Santa Ana de Hornos el miércoles Santo, 10 de abril de 1811.


Los prisioneros seculares fueron enviados a Chihuahua y los religiosos y clérigos a Durango. Todos los prisioneros iban bajo la custodia del coronel Manuel Salcedo y el contingente siguió en conjunto hasta la hacienda de San Lorenzo de Parras, en donde fueron separados unos de otros. De los clérigos se separó a Hidalgo para enviársele a Chihuahua con los demás jefes. Los presos enviados a Chihuahua fueron: Miguel Hidalgo, Ignacio José Allende, Mariano Jiménez, Juan Aldama, Pedro Aranda, Manuel Santa María, Francisco Lanzagorta, Vicente Valencia, Onofre Portugal, Juan Bautista Carrasco, José Santos Villa, Pedro León, Ignacio Camargo, Mariano Hidalgo, Agustín Marroquín, Mariano Abasolo y Luis Me(i)reles.


Los religiosos y clérigos llevados a Durango fueron: fray Carlos Medina, fray Bernardo Conde, fray Gregorio de la Concepción, fray Pedro Bustamante, Mariano Balleza, Francisco Olmedo, Nicolás Nava, Antonio Ruiz, Antonio Belán e Ignacio Hidalgo. "Todos los eclesiásticos fueron conducidos a Durango desde Parras, a excepción del cura Hidalgo que continuó a Chihuahua…" (1)


Fuentes:



1.- Contreras Palacios, Gildardo. Artículo publicado en El Diario de Coahuila “El recorrido que realizó de Baján a Chihuahua. La ruta de Hidalgo después del prendimento.” 13 de julio, 2010.



http://www.eldiariodecoahuila.com.mx/notas/2010/6/13/locales-183008.asp


Una vez más agradezco a las personas que han subido sus fotografías y la red de las que me he permitido disponer.

1 comentario: