viernes, 4 de marzo de 2011

Hacienda de Encarnación de Guzmán, municipio de Saltillo, Coahuila. Cabeza número 176


Esta fotografía se anota como tomada en el desierto de Coahuila, presumo que así es la visión que se tiene por el rumbo de Encarnación de Guzmán.

  Sobre esta población, el profesor Jiménez de la Rosa no hace mención, sin embargo se ubica justo en medio de los puntos que él marca: el rancho de Jesús María y el de Tanque de Vacas o Tanque de las Vacas, por cierto, esta comunidad se denomina actualmente Gómez Farías. Sí consideramos el tipo de terreno, aunado a las condiciones climáticas, la jornada entre los dos ranchos sería muy larga y, seguramente carecerían de agua, razón por la cual no es de dudar que si hayan hecho escala en la Hacienda de Encarnación de Guzmán. En el testimonio que nos da la persona de pseudónimo Progan la menciona y, aunque personalmente no conozco la zona, no lo dudaría por las razones expuestas.


Me dio mucho gusto encontrar una fotografía donde aparece el historiador Castillo Ledón en su trabajo de campo hecho en 1909 cuando recorrió parte de la Ruta de Hidalgo, por el paisaje, quiero pensar que fue tomada en la zona próxima al desierto coahuilense.

  El historiador Luis Castillo Ledón nos da cuenta calendárica del paso del teniente general José Mariano Jiménez, quien escapado de Guanajuato el 24 de noviembre, se dirige rumbo norte en busca de armamentos, hombres y fondos de San Luis Potosí sale el 10 de diciembre para Matehuala, a donde llegó a los dos días; el emblemático 12 de diciembre; lugar en el que se queda dos semanas, partiendo con siete mil hombres y veintiocho piezas de artillería, la división de Jiménez, salió de Matehuala el 28 de diciembre con dirección a Saltillo; el derrotero era el mismo que marcaba el Camino Real en ese entonces: Salado, San Salvador, la Hacienda de Encarnación de Guzmán, pasando luego por Tanque de las Vacas, eran ya los primeros días del mes de enero de 1811.


Si bien esta fotografía no la tomé en Coahuila, por las condiciones del terrero y las trojes abandonadas, pienso que igual pueda ser en la ex Hacienda de Guzmán.

  Seguirían luego a los puertos, el de Piñones y del Carnero… ¿Puertos en plena sierra? Veamos por qué se les llama de ese modo: “…pues el coronel Cordero le había mandado un oficio a don Pedro de Herrera pidiéndole reconociera los puertos más adecuados para imperiar la entrada de los Insurgentes a la provincia de Coahuila…” será bueno recordar que a mediados de noviembre de 1810 comienza el éxodo de españoles avecindados en el altiplano potosino, especialmente en Real de Catorce, se dirigían al Saltillo, único lugar en donde se les ofrecía una seguridad a sus vidas… “Ya para entonces era tanto el número de familias y carretas que se habían agregado a la caravana que parecía un pueblo en el paraje donde acampaban. Algunos refugiados venían tan pobres que no tenían que comer…” (1)


  "El camino que siguieron los tres contingentes fue hacia la Hacienda de Encarnación de Guzmán, fundada a finales de 1700, actualmente todavía en pie. Allí llegó Hidalgo a descansar. Cargar víveres y dar de comer a los caballos. El casco de la hacienda donde seguramente estuvo el Padre de la Patria, hoy está en ruinas, habitado por un hombre que teme ser identificado “por seguridad”, dice, y se rehúsa a dar el paso para fotografiar el sitio histórico. Encarnación es un ejido casi fantasma. Las 10 o 12 familias que lo habitan se emplean en sembradíos de temporal, cuando en otro tiempo era centro de un territorio próspero por sus múltiples sembradíos. Temerosos dicen que ahí se instaló una cabeza de águila, pero no saben ni cuándo, ni cómo desapareció. El único vestigio de que por ahí pasó el Ejército Insurgente es un montón de piedras en la primera esquina a la entrada del ejido, y el dicho de que por ahí pasó Hidalgo, del que no salen sus pobladores. Pero no saben nada más. “Pues consulte ahí en los libros de historia”, dice quien se ostenta como dueño del casco principal de la Hacienda, y luego se va" (2).


  De Aguanueva rindió Jiménez el día 7, parte de la acción de Carnero, a Allende; el día 8 de enero llegó a Saltillo (3). Corroboramos con esto que el único camino a seguir y que luego andaría Allende y más tarde Hidalgo era este que acabamos de marcar.

Fuentes:

1.- Vizcaya, Isidro. En los albores de la Independencia. Las provincias Internas de Oriente durante la insurrección de don Miguel Hidalgo 1810-1811. Fondo Editorial de Nuevo León. Monterrey, 2005.

2.- Castro, Jesús. Ruta Hidalgo, en el olvido; ‘borran’ huellas del Padre de la Patria en Coahuila. Publicado en el portal electrónico: Super Chanel 22, el 16 de septiembre de 2016.

3.- Castillo Ledón, Luis. Hidalgo, la vida del Héroe. Biblioteca Virtual Bicentenario:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada