miércoles, 23 de febrero de 2011

Villa de Guadalupe, antes Represadero; San Luis Potosí. Cabeza número 170

Llegamos a ésta que, según mi conteo es la Cabeza 170, sí bien tendremos que hacer un ajuste al final del recorrido pues una persona de la parte sur oeste de Zacatecas me comentó de la existencia de una de ellas en un lugar que no aparece registrado en la lista "oficial" del profesor Jiménez de la Rosa, como quiera, ninguno de los listados emitidos lleva una precisión absoluta, pero lo que sí se ha seguido con la mayor puntualidad es el rumbo por el que enfiló el ejército Insurgente.

Estamos en el altiplano y ya al norte, en el horizonte, comenzamos a ver las primeras laderas que forman parte del inicio de la Sierra de Catorce, lugar al que, incluso alguno de los Insurgentes, Jiménez, llegó en busca de financiamiento para continuar la causa. Estamos en la cercanía de la tierra sagrada de la Wirikuta del pueblo Wixárica; efectivamente, nos referimos a los Huicholes.

Aquí, en el altiplano potosino se celebra en Febrero, en Guanajuato se hace en Septiembre, en Michoacán durante el mes de Octubre y, así, cada región va dándole una fecha específica, de acuerdo al calendario histórico de lo que fue el paso de Hidalgo y sus seguidores, 20 mil por Celaya, 80 mil por Toluca, 7 mil entrando en Guadalajara y ahora, por Represadero, apenas un millar en aquel entonces. La escena que vemos me parece de lo más representativa, el paso de los jinetes por un agreste camino, el que luego se convertiría en la Ruta de la Libertad.

Las Cabalgatas de la Independencia son tradiciones que en algunas partes van teniendo más arraigo y, en otras, van decreciendo en su número de participantes, pero, como quiera, sigue vivo el recuedo, ese gusto por recordar el acontecimiento que marcó el cambio en el rumo de México, cambio que incluso fue de nombre pues antes se le denominaba la Nueva España.

Hemos visto por lo largo de la geografía nacional, por esos lugares en donde hace doscientos años pasó en ocasiones victorioso y entusiasmado, otras decaído, otras agobiado y también, en otras, derrotado, el ejército Insurgente. La celebración tomó especial relevancia durante los festejos del Bicentenario, Bicentenario que, por cierto se festeja en este mes de febrero precisamente allí en San Luis Potosí.

El nombre original del pueblo era el de Represadero, la tradición lo conviritó luego en Villa de Guadalupe y es ese el que en la actualidad sigue llevando oficialmente. Es justo más adelante de allí en donde el Camino Real antes y ahora la Carretera 62 van enfilando rumbo norte, hacia el Saltillo.

Fue el 16 de febrero de 1811 cuando las empolvadas calles de Represadero vieron pasar a Hidalgo y los demás Insurgentes, al día siguiente enfilarían hacia el Arroyo Seco para luego llegar a la Biznaga y terminar la jornada en la Hacienda de la Presita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada