martes, 22 de febrero de 2011

Hacienda de Solís, municipio de Villa de Guadalupe, San Luis Potosí. Cabeza número 169

El altiplano potosino es una zona salpicada de haciendas, unas en el abandono, otras que conservan aun su esplendor, como es el caso de la que hoy estamos conociendo, la de Solís. Nombre que seguramente adquirió del apellido de alguno de sus propietarios en el pasado, y curioso también econtrarnos en la Ruta de Hidalgo una segunda hacienda que lleva ese nombre, la anterior la vimos al pasar del actual estado de Michoacán al Estado de México, justo luego de Tepetongo, se ubica la Hacienda de Solís en el municipio de Temascalcingo; hago esta anotación para no confudirnos, estamos, efectivamente en la Hacienda de Solís pero en el estado de San Luis Potosí.

En buen estado de conservación y con su diseño original y austero encontramos también esta Cabeza de Águila a la que le corresponde, según mi conteo, el número 169. Según el conteo "oficial" del profesor Jiménez de la Rosa, sería la Cabeza número 197... la diferencia, como lo hemos venido anotando a lo largo del recorrido, se debe a que se dijo se colocarían las estelas en sitios determinados, pero solo quedó en el papel, la realidad es otra.

Encontramos una curiosidad más, un detalle que, creo es relevante al ser la estela de Cabeza de Águila el leimotiv de este recorrido que vamos haciendo por la República Mexicana, es que en el estado de San Luis Potosí ha sido, hasta el momento, el único estado en donde hemos encontrado todas las Cabezas según lo marca el itinerario oficial, 11 en total. Pasamos ya por Guanajuato, Michoacán, Estado de México, Jalisco, Aguascalientes y Zacatecas, por cierto, en este último, Zacatecas, es en donde menos Cabezas de Águila hemos encontrado en su sitio.

Hace doscientos años la población de México, mejor dicho, la de la Nueva España, era eminentemente rural y más precisamente, avecindada en haciendas. Haciendas que con el paso del tiempo, las que lograron sobrevivir se han convertido incluso en cabeceras municipales. Las haciendas fueron los núcleos de desarrollo económico debido a su producción agrícola, minera y ganadera en la mayoría de los casos, pero, en el rubo de las haciendas agrícolas hemos ido observando que hay una especialidad según es la zona del país.

Aquí, en el norte de San Luis Potosí, zona de clima extremo, hubo una especialidad en la producción y giro de las haciendas que solo se daba en esta región, la cual, en la actualidad abarca partes de Tamaulipas y Coahuila, era la producción del ixtle, fibra natural que daba paso a la industria de la jarciería, indispensable para producir, especialmente, cordeles. El ixtle, de ancestral tradición mexicana se desarrolló cabalmente en esta zona del altiplano y encontramos la especialidad de las haciendas ixtleras, como es el caso de la que vemos ahora, la de Solís.

Una vez más lo diré. Recorrer la Ruta de Hidalgo, la Ruta de la Libertad, esa que está sembrada de Cabezas de Águila es un recorrido que nos adentrará al alma de México, a las entrañas de la concepción de todas la ideas que forman parte de nuestro auténtico nacionalismo... sigamos recorriendo el altiplano potosino, el cual, indudablemente está lleno de maravillas, sorpresas y, por que no decirlo, de magia.


1 comentario:

  1. QUE TAL MUY INTERESANTE EN ESTA HACIENDA NACIO MI ABUELA JUANA CORTES BALDERAS EN 1910, ASI COMO TRABAJO Y VIVIO SU PAPA ENCARNACION CORTES MUDANDOSE CON SU FAMILIA TEMPORALMENTE A TRABAJAR HACIENDO MUEBLES , PUERTAS Y CARRETONES PARA ESTE SITIO, CUALQUIER COMENTARIO ME PUEDEN CONTACTAR EN amartinez@evox.com.mx

    SALUDOS A CHARCAS QUE ES DONDE VIVIERON DESPUES TODA LA FAMILIA CORTES

    ResponderEliminar