miércoles, 24 de noviembre de 2010

La "Guanajuateña", su singular participación en la Independencia

La fotografía, evidentemente, es la del Archivo Casasola, me he tomado la libertad de usarla y de alterarla un poco, debido a que, seguro estoy de que ha sido la más difundida como imágen de la mujer participando en la Revolución. Y la incluyo ahora, que veremos la historia, muy particular, de la participación de una mujer, cuyo nombre se desconoce, pero que fue incluida en el parte que sobre el encuentro que hubo de realistas e insurgentes en Puerto Piñones, (Coahuila), el 1 de abril de 1811. Y en ese parte se le nombra como "La Guanajuateña", así pues veamos su historia:


"Regresaba de Saltillo el jefe insurgente don Ignacio López Rayón, después de haber sido capturados en Acatita de Baján, el cura Hidalgo y sus compañeros, y durante su travesía que aquél emprendió rumbo a Zacatecas, fue atacado en Puerto Piñones por el teniente cornonel ralista José Manuel Ochoa.


Trabóse allí en estos ambos ejércitos un rudo y sangriento encuentro, durante el cual, y en lo más comprometido de la pelea, llegó a faltar el agua a los artilleros insurgentes para el servicio de los cañones.


En la tropa de Rayón iban muchas mujeres, y entre ellas había una a quien llamaban "La Guanajuateña". Esta, advertida de que a los artilleros había faltado el agua, y temiendo quizás que tal circunstancia pudiera refluir en perjuicio del buen éxito del combate, concibió una idea peregrina en favor de los insurgentes. Con ánimo varonil y sin pensar en el peligro que podía correr, se apresuró a tomar las cubetas de los artilleros, haciendo que en ellas se orinaran las mujeres que seguían a la tropa. De esta manera quedó suplida la falta de agua para refrescar los cañones, y poco tiempo después la victoria se decidía en favor de los defensores de la patria". (1)


En lo personal, es hasta ahora que leo esta historia que me hace reflexionar en este detalle y en muchos más que, seguramente, habrán enfrentado. Nuestra "modernidad" nos impide ver la cantidad de cosas que eran necesarias hacer aun en los momentos más álgidos, como esta necesidad de refrescar los cañones para que pudieran seguir funcionando. Sobre la Batalla de Puerto Piñones leo lo siguiente:


"Los insurgentes comandados por el general Ignacio López Rayón lograron derrotar a las fuerzas realistas del coronel José Manuel de Ochoa, logrando así obtener víveres y pertrechos de guerra para las fuerzas insurgentes que carecían de ellos. La Batalla del Puerto de Piñones es tan solo la antesala de lo que fue la toma de Zacatecas (1811) ya que el jefe realista Ochoa venía persiguiendo a Rayón que había escapado al saber notica de la detención de los otros jefes insurgentes en Acatita de Baján". (2)


Fuentes:


1.- Elías, Amador. Noticias biográficas de insurgentes apodados. Secretaría de Educación Pública. México, 1949.

2.- Wikipedia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada