viernes, 27 de agosto de 2010

Yuririapúndaro (Yuriria), Guanajuato; no es parte de la ruta. Pero se merece una Cabeza de Águila.

Efectivamente, Yuriria, la antigua Yuririapúndaro, no es parte de la Ruta de Hidalgo, como quiera, el ejército Insurgente pasó a pocos kilómetros de distancia y hubo gente que se unió a él. Aquí, definitivamente no hay una estela de Cabeza de Águila pues nunca se planteó incluir a este lugar dentro desprograma de la SEP de 1960, como quiera, dado que estamos muy cerca, veremos la participación de Yuriria en el período independentista.


“Nos encontramos a este pueblo en el mes de septiembre de 1810, que estaba gobernado en lo eclesiástico por le cura fray Francisco Quintana, y en lo militar por el Teniente del Regimiento de la Reina, don Joaquín López Arias, de las fuerzas bajo el mando inmediato del Capitán don Ignacio Allende. Tanto el cura Quintana como el Teniente Lópz Arias simpatizaban con los conspiradores de San Miguel, y en los primeros días del mes mencionado, el señor Allende informó al Teniente López Arias del inminente levantamiento, según lo relata el señor Antonio Bajaras en su libro biográfico del Generalísimo don Ignacio Allende”


“Al darse el grito de Dolores, el teniente López Arias se incorporó a las fuerzas sublevadas y siguió en ellas hasta su muerte en Acatita de Baján, al ser capturados los principales jefes insurgentes y siendo el teniente general López Arias, grado que ya ostentaba en las fuerzas libertarias, el único que opuso resistencia”. (1)


Así como pasa en Salamanca y Celaya, entre otros lugares del Bajío, en donde el movimiento Insurgente cundió rápidamente y los personajes que participaron en él, tales como Albino García y Andrés Delgado, y que siguieron enarbolando la bandera de don Miguel Hidalgo, pasaron al olvido, pero, están siendo recuperados en este Bicentenario, igual sucede en Yuriria, Es por eso que transcribo completa la úncia biografía que hasta ahora he encontrado de Joaquín López Arias:


“Joaquín Arias fue un insurgente mexicano. En 1810 era Capitán del Regimiento de Celaya, contando con una fuerte amistad con Ignacio Allende. En 1808 intentó liberar a José de Iturrigaray cuando éste era llevado a Veracruz. Temeroso de levantarse en armas, como se había comprometido ha hacerlo el 10 de octubre de 1810, pues la Conspiración ya estaba descubierta, se denunció a sí mismo ante el Alcalde Juan Ochoa, y el sargento mayor del Regimiento José Alonso. Ochoa, que desconfiaba de Miguel Domínguez puso al tanto al virrey Francisco Xavier Venegas.


Arias entregó las cartas que había recibido de Ignacio Allende y Miguel Hidalgo, quedando así en libertad, para luego denunciar a Domínguez y demás cómplices. Ya en libertad, huyó para reunirse en Celaya con los insurgentes, donde recibió el grado de Teniente General. Participó en la Batalla de Aculco y en la Batalla del Monte de las Cruces, para luego seguir a Allende en su camino a Guanajuato, donde participó en la defensa de la plaza.


Posteriormente se dirigió a Guadalajara, y durante la Junta de Guerra que se dio allí, opinó por que no se librase la Batalla de Puente de Calderón. En la Hacienda de Pabellón se mostró a favor de la dimisión de mando de Hidalgo, al que vigiló junto con Mariano Abasolo y Rafael Iriarte. Se negó a recibir el mando de las tropas, que quedaron en favor de Ignacio López Rayón. Siguió a Allende en su intento por salir del país, pero fueron sorprendidos en Acatita de Baján, y en un intento por defender a Allende y a su hijo Indalecio, Arias quedó muy malherido por los soldados de Ignacio Elizondo. Fue trasladado por Fray Gregorio de la Concepción y Miguel Hidalgo a un jacal, donde murió el 21 de marzo de 1811”. (2)


Pero no solo es López Arias el único héroe que participa en la región de Yuriria. “A los cuatro días de haber sido dado el grito libertario en Dolores, don Ignacio Martínez, hijo de este pueblo de Yuririra ya que nació en una casa ubicada en la esquina de las ahora calles de Juárez y Guerrero, secundó el levantamiento y se sumó a las tropas insurgentes militando con Hidalgo, y a la muerte de éste marchó al sur incorporándose al general Vicente Guerrero, con el que entró en la ciudad de México como brigadier del Ejército Trigarante.” (3)


Será bueno rescatar del olvido a un guanajuatense más que participó en el movimiento libertario, el romitense (de Romita) don José María Liceaga, el cual anduvo también en la zona de Yuriria. “A Liceaga le fue encomendada la región del Bajío y de inmediato revolucionó en ella. Era Intendente de Guanajuato Diego García Conde, quien pidió refuerzos obligado por las actividades insurgentes en el sur del Bajío, y así encontramos que el 24 de julio de 1812 a Itubide, ya elevado a Teniente Coronel por haber capturado a Albino García (el de Salamanca) en Valle de Santiago, ataca la población de Yuriria, la que estaba defendida por don José María Lieceaga, Yarza, el doctor Cos, Cleto Camacho y Tomás Valtierra, a quienes derrotó y dispersó.” (4)


Fuentes:


1, 3 y 4.- Guzmán Cíntora, J. Jesús. Yuririapúndaro. B. Costa-Amic Editor. México, 1978


2.- Wikipedia. Joaquín Arias




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada