miércoles, 4 de agosto de 2010

Hacienda de Pastejé, municipio de Jocotitlán. Cabeza número 76


Íbamos por la ahora autopista, la que fuera la Carretera Panamericana, buscando las Cabezas de Águila cuando pasamos frente a la arco de entrada de la Hacienda ganadera de Pastejé cuando alcancé a ver en uno de sus ángulos la Cabeza de Águila, cosa sorprendente pues la vi integrada a ese acceso.

Al ir averiguando a lo largo de este tramo carretero me enteré de que cuando se decidió construir el segundo carril, para dar paso a la autopista, como una buena cantidad de Cabezas de Águila se encontraban a la vera del camino, éstas fueron tiradas, cambiadas, movidas, en fin, dieron paso a un moderno camino, olvidando la importancia que ellas están marcando: la ruta de la Libertad que siguió don Miguel Hidalgo al inicio de la guerra de independencia.


Aquí en Pastejé encontramos que la cabeza fue removida, esto lo puedo deducir por varias cosas, una, que la placa se ponía al mismo nivel que las piedras o cantera de la base, lo que es propiamente la estela; dos, que la Cabeza está notoriamente adherida con cemento, cosa que no se hizo en los monumentos originales…


El tercer punto, el quizá más grave es que está completamente al revés, pues el pico debería estar apuntando en otra dirección, hacia el poniente y no al oriente como actualmente sucede, esto es, debido a que la ruta dice que venían de Nigrini e iban hacia Jocotitlán. El que los propietarios de la hacienda de Pastejé la hayan recuperado me parece bien, es preferible que la tengan allí a que se haya perdido, eso ni que dudar.

Ahora bien, habrá que recordar que, de acuerdo a varias opiniones de historiadores del Estado de México, específicamente de la región de Jilotepec, Acambay y Aculco, la de Pastejé y las siguientes Cabezas de Águila no corresponden al paso verdadero del ejercito Insurgente, como quiera, allí fueron puestas y las debemos de respetar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada