martes, 25 de mayo de 2010

Silao, Guanajuato. Cabeza número 12.

Esta es la Cabeza de Águila que se colocó en Silao como parte de los festejos del Bicentenario, me parece lamentable que sea precisamente en Silao, lugar de nacimiento de Tomás Chávez Morado, que se haya instalado una escultura que dista mucho de la original diseñada por el maestro silaoense, por si esto no fuera suficiente, el pico, (por así decirlo) del águila está apuntando en dirección contraria.



En Silao la Cabeza de Águila está desaparecida, dicen que cuando vinieron las obras de ampliación del acceso a la ciudad el monumento fue movido y nunca más se volvió a colocar. Hay la versión de que alguien chocó contra él y por eso ya no existe, sea cualquiera de las versiones, lo que hay en Silao es algo que bien podríamos considerar el antecedente a la Cabeza de Águila esculpida por el maestro Chávez Morado. Aunque esa versión tal vez está errada.



Y es debido a que el monumento que si existe y es precisamente un águila y fue colocada en 1960 a la salida a Guanajuato (todo coincide) es la que vemos en la fotografía. “A un costado de la Escuela Primaria J. Natividad Macías en la salida a Guanajuato, se construyó una estatua en honor y memoria de la victoria de la Batalla del 10 de agosto de 1860. Fue un monumento muy importante porque aludía a Silao cuando adquirió el título de ciudad y el nombre de Silao de la Victoria; se construyó en 1960 para festejar el primer centenario de la batalla citada y el título de ciudad. Desgraciadamente, sin ninguna consideración histórica, estética y moral, el monumento fue destruido cuando se amplió la calle en donde se ubicaba. Para fortuna de los silaoenses, la escultura del monumento (un águila tallada en piedra por el escultor silaoense Tomás Chavez Morado) y la placa conmemorativa fueron rescatadas por un héroe anónimo y tirada en el interior de la mencionada escuela”. (1)



Lo que sucedió en Silao fue esto: “El 10 de agosto de 1860 tuvo lugar en Silao una batalla correspondiente a la Guerra de Reforma, en la que las fuerzas republicanas de J. Jesús González Ortega, Manuel Doblado e Ignacio Zaragoza derrotaron a Miguel Miramón. En memoria de este suceso, el 12 de junio de 1861 el licenciado Manuel Doblado, gobernador constitucional del estado libre y soberano de Guanajuato, anunció que el congreso Estatal había otorgado a Silao el título de ciudad y se le nombró Silao de la Victoria, cabecera municipal de Silao, nombre que conserva todavía”. (2)



El mural que se encuentra contiguo a la escultura de su hermano Tomás. “En la prolongación de la calle 5 de Mayo, a un costado del Campo Municipal de Futbol, se encuentra un hermoso mural del maestro José Chávez Morado, en alusión a Silao de la victoria, hecho con pequeños mosaicos multicolores. En él encontramos motivos característicos de la región del Bajío: mazorcas, flores, mariposas”. (3)



Me queda la duda si, en efecto, se habla de la Cabeza de Águila, o de este monumento en particular. Será bueno que algún sinaloense nos lo confirme. Mientras sucede eso, es bueno saber que varios autores mencionan a Silao como lugar de paso del ejército Insurgente, no así del paso de Hidalgo. El ejército, una avanzada del mismo enfiló días antes desde Irapuato, el cura Hidalgo se encontraba en la Hacienda de Burras, cuya ubicación es más próxima a Guanajuato que desde Silao.


Luis Castillo Ledón comenta que estando el cura Hidalgo en Irapuato, el 26 de septiembre, se dedica a asignar y despacharen distintos grupos, “destacar una columna que va a poner asedio y a someter a Silao, situado a corta distancia fuera de la ruta que seguiría el grueso del ejército. Allí se recibe a los insurgentes con repiques; se saquean las tiendas de los españoles y se les desposee de los caudales que habían ocultado en los templos”. (4)


Silao cuenta con una parroquia cuyo interior es impresionante, especialmente en las tardes que, al entrar el sol lateralmente produce unos juegos de luces de singular belleza.


Su kiosco rompe con el estándar establecido en el Bajío pues está hecho en cantera y cuenta con un domo que realza su estilo Decó, pocas veces visto.


Y mantiene la tradición de “los Toritos” festejos introducidos por la población negra que durante la colonia fue traída a trabajar los prósperos campos del norte de Michoacán y sur de Guanajuato.



Y es en Silao donde nació el creador de las Cabezas de Águila, Tomás Chávez Morado, la que fuera casa de sus padres está convertida ahora como museo, uno de los imperdibles en el Estado de Guanajuato.



Fuentes:

1.- Rizo, José. Un paseo por las historias de Silao. Ediciones la Rana. Guanajuato, 2004.

2.- Ibid

3.- Ibid

4.- Castillo Ledón, Luis. Hidalgo. La vida del héroe. Frente de Afirmación Humanista. México, 2003.

1 comentario:

  1. hola benjamin tengo algo de tiempo leyendo tu blog desde que supe que habia uno en silao le di seguimiento quiza esto sea para actualizar esta entrada para avisarte que dicha cabeza de aguila ha sido quitada de el lugar donde se puso ya que se abrio la calle que daba a la salida a guanajuato tratare de investigar que paso con la cabeza de aguila

    ResponderEliminar