miércoles, 19 de mayo de 2010

Salamanca, Guanajuato. Cabeza número 9

¿Cómo fue la entrada de Hidalgo a Salamanca?, el historiador y político nayarita lo describe así: “El ejército no lo era propiamente. Mezclábanse en él los soldados realistas que habían defeccionado, con mayordomos, caporales y peones de las fincas agrícolas afiliados voluntariamente. Era chusma, por lo heterogéneo, abigarrado y pintoresco. En ella se confundían criollos, mestizos e indios; las casacas azules de los militares; los trajes de charro, compuestos de chaqueta de cuero o cotón de seda, calzonera o chaparrera de gamuza, botas camperas, ricas espuelas, sombrero de anchas alas y copa baja, jorongo de lana o manta de terciopelo; las tilmas o los harapos de los indios, calzados de huaraches o descalzos; los fusiles, las escopetas, los viejos arcabuces, las lanzas, los machetes, los instrumentos de labranza y los garrotes de que iban armados; algunos guiones gualda y rojo, el estandarte guadalupano y la efigie de Fernando VII; por último, los grandes tambores guerreros de madera, y los relucientes metales de los sacabuches, trompetas y demás instrumentos de la música del Regimiento de la Reina. Y tras la columna, Hidalgo aún en traje semieclesiástico, aunque con calzoneras de montar, sombrero ancho, banda, sable y dos pistolas, rodeado de sus lugartenientes, de uniforme y bicornio militares”. (1)


Don Fulgencio Vargas, nos da fechas al escribir que “a este lugar llegaron las fuerzas de la insurgencia el mismo 23 de septiembre, y como en otras poblaciones visitadas, aprovecháronse diversos elementos propicios a la revolución y se nombraron autoridades; fabricáronse lanzas y machetes para la muchedumbre que acudía en demanda de alistamientos. Fue también allí donde se les reunieron las compañías sueltas del Regimiento del Príncipe, y con ellas y las que llevaban de igual calidad de San Miguel y Celaya, podían presentar una fuerza reglada, superior en número a las que guarnecían las plazas de Querétaro y Guanajuato”. (2) aquí volvemos a encontrar la discrepancia de la fecha de llegada, ¿23 o 24?


La duda la aclaramos ayer al anotar en el artículo relacionado al Molino de Sarabia en donde Rojas Garcidueñas, nos comenta que el 23 llegó la avanzada y que el cura pasó la noche en el Guaje, cosa que yo pienso más bien fue en Sarabia, al contar esta hacienda con mejores instalaciones de las que había en el Guaje, el cual era solo un caserío, en cambio Sarabia era una rica Hacienda que hasta poco antes de que pasara por allí Hidalgo era una gran productora de aceite de oliva. Es decir, el molino no era de trigo, sino de aceitunas.


Había pasado una semana ya desde el inicio del levantamiento, luego de los 3 días en San Miguel y otro tanto en Celaya, el ejército estaba mejor organizado, el plan de guerra se estructuraba mejor y es en Salamanca donde Hidalgo decide no concentrar a todo el ejército en su marcha a Guanajuato, sino dejar avanzadas en otras regiones.


“Era pues muy útil, muy necesario no concentrar la fuerza en un solo gran rupo sino procurar y hacer que se formaran muchos, encabezados por quienes supieran hacerlo. Parece que fue en Salamanca en donde se empezó a poner eso en práctica y realización, y así se explica que de allí salieran varios de los primeros cabecillas de grupos rebeldes de los que algunos llegaron a ser de más o menos renombre, y también eso explica que ellos, y otros más no hayan seguido a don Miguel Hidalgo a Guanajuato, sino que se quedaron en Salamanca regresando a las haciendas y ranchos de donde procedían, donde tenían conocidos y gente sobre la que podían ejercer influencia”.(3)


Hidalgo pasa la noche en la casa que en ese momento era propiedad del padre agustino fray Agustín Salvador Perea, en lo que es actualmente la esquina de Juárez y Albino García “La razón de haber elegido tal sitio (que a primera vista parece incongruente) es que entonces no existía la manzana de casas que ahora están frente a este balcón, ni el pequeño mercado que le sigue, de modo que desde esa esquina hasta el Convento y Templo de San Agustín había un gran espacio, por lo que era el mejor sitio para la muchedumbre que allí estuvo viendo y escuchando al Cura insurgente, quién explicó las causas y finalidades del movimiento social que acaudillaba. Permaneció Hidalgo el resto de ese día y el siguiente, es decir, casi dos días y dos noches, y el 26 siguió rumbo a Irapuato…” (4)


Todo aquel que ha conocido Salamanca se ha sorprendido por la riqueza decorativa del templo de San Agustín y son ellos, los agustinos, quienes tienen participación en el evento, quizá forzado, al apoyar económicamente a los Insurgentes. “Después de la salida de Celaya, la primera jornada fue a rendirse al Guaje; de allí, pasando por el Molino de Sarabia y al cabo de un recorrido de ocho leguas justas, se llegó a Salamanca. Durante el día 24 y en parte del 25, se aprehenden algunos españoles; se recogen cuarenta mil pesos del convento de Agustinos; se comisiona a Albino García y a su hermano Pedro, al padre Garcillita y a Andrés Delgado , alias El Giro, para que como jefes guerrilleros revolucionen por distintas partes” (5)


Y son estos los guerrilleros que se unen a los ejércitos comandados por el cura Hidalgo que mantendrían la presencia y en cierta medida, centro operativo en Salamanca: Albino García, Andrés Delgado y no debemos dejar de mencionar a Tomasa Estevez, todos ellos de origen salmantino.


Fuentes:


1.- Castillo Ledón, Luís. Hidalgo. La vida del héroe. Frente de Afirmación Hispanista – H. Ayuntamiento de Morelia. México, 2003.


2.- Vargas, Fulgencio. Camino de la Insurgencia. Edición Conmemorativa. Archivo General del Gobierno del Estado de Guanajuato. Guanajuato, 2003.


3.- Rojas Garcideuñas, José. Salamanca. Recuerdos de mi tierra guanajuatense. Editorial Porrúa. México, 1982.


4.- Rojas Garcidueñas, José. Salamanca, dimensión económica municipal. Edición del Municipio de Salamanca, Guanajuato. 1971.


5.- Castillo Ledón, Luís. Ibid.


Para leer más sobre Albino García entra en el siguiente enlace:


http://elsenordelhospital.blogspot.com/2010/01/albino-garcia-y-el-milagro-de-la-virgen.html


http://elsenordelhospital.blogspot.com/2010/01/el-dia-en-que-el-senor-del-hospital.html


Para leer más acerca de Tomasa Estévez entra aquí:


http://vamonosalbable.blogspot.com/2010/03/recordando-tomasa-esteves-en-el-dia-de.html



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada