jueves, 20 de mayo de 2010

Hacienda de Temascatío, municipio de Salamanca, Guanajuato. Un punto más en la Ruta de Hidalgo.

Temascatío se ubica al norte de Salamanca, aquí no existe Cabeza de Águila, sin embargo la ruta que siguió Hidalgo fue a través de la que fuera próspera Hacienda agrícola y ganadera y Venta, ya que este era un punto de abastecimiento y descanso en el Camino Real en el tramo de Salamanca a Guanajuato.


En este antiguo mapa vemos la ubicación de Temascatío, al oriente está Irapuato y más al norte Guanajuato, por lo tanto, muchos de los viajeros seguían directo a la capital de la Intendencia sin detenerse en Irapuato. La razón por la cual el Camino Real no seguía directo de Salamanca a Irapuato era porque esa zona era conocida como de “Charcas” incluso en la actualidad hay algunas comunidades que siguen manteniendo ese nombre. Esa era una zona no muy fácil de transitar debido a la cantidad de agua y las ciénegas que habitualmente se formaban, en cambio el camino por Temascatío, en las faldas de la Sierra de Guanajuato, era transitable todo el año.


Una curiosidad que encontramos en este lugar es su nombre, el cual podría ser de origen náhuatl, haciendo referencia al temascal, la razón es porque por ahí baja un pequeño río de la Sierra de Guanajuato que conserva el mismo nombre de Temascatío. Lo curioso del nombre es que habitualmente en el estado de Guanajuato sus poblaciones conservan nombres de origen otomí o tarasco y pocos, muy pocos, nahuatlacos.


¿O será más bien una casualidad del temascal y se usa la declinación “tio” que en purépecha significa lugar? Como ejemplo tenemos Tiripitío, “lugar de oro”; Maravatío, “lugar bello”… entonces, ¿Qué quiere decir Temascatío?


Hay en las cercanías del rancho de Temascatío algunos vestigios de haciendas, de presas, cajas de agua y puentes que quizá fueron parte del Camino Real. En la única barda perimetral que aun se conserva, que fuera parte de una hacienda, en la actualidad se usa como zahúrda y es algo en verdad lamentable.


Lamentable porque hay un vertedero de aguas más que negras, si es que hubiera un color más oscuro aun, allí se verterían. Natas, pestilentes concentradas en una pequeña represa que, dada la concentración de lodo, no tiene salida a ningún lado.


Más lamentable aun es advertir que, en tiempo de lluvia, una vez que se reboza este contenedor las aguas contaminadísimas van a dar al río Temascatío, el cual, está en condiciones aun más lamentables.


Para gracia o desgracia, Temascatío está justo en los límites de los municipios de Salamanca e Irapuato, el uno dice que es el otro el que debe atender el problema de contaminación. El resultado es lo que vemos en la fotografía.


En este espacio electrónico lo que pretendemos es dar a conocer la ruta que el Padre de la Patria llevó hace ya casi doscientos años en busca de la libertad de México, queremos ver las bellezas que guarda nuestro país, ligadas a la historia, pero, en ocasiones encontramos lugares que llaman la atención precisamente por su lado negativo, en este caso la brutal contaminación que en Temascatío se ve.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada