jueves, 6 de mayo de 2010

Dolores Hidalgo, CIN, Guanajuato. Cabeza número 1

Llegar a Dolores es fácil, ya sea tomando la carretera que llega a Guanajuato y de allí, por un interesante paisaje serrano, luego de cruzar la Sierra de Santa Rosa, la misma a la que José Alfredo Jiménez le cantó, se llega a Dolores. La otra ruta es llegando a San Miguel de Allende y de allí continuar por la ahora llamada Carretera del Bicentenario que une esta población con Dolores Hidalgo. Dar con la Cabeza de Águila número uno es lo más fácil, todo mundo sabe donde está y por que fue puesta hace ya, 50 años cuando se conmemoró el Sesquicentenario del inicio de la guerra de Independencia.


La estela se mantiene en perfecto estado, aquí encontramos la placa original de cuando se develó, el 15 de septiembre de 1960. Podemos ver muy claramente que fue la Secretaría de Educación Pública la encargada de coordinar el proyecto, en ese entonces era Jaime Torres Bodet el secretario de educación y, sí, en efecto, lo podemos leer, son 260 Cabezas de Águila las que se instalaron a lo largo de la Ruta de Hidalgo.


Si eres de los que cree que el grito se dio el 15 de Septiembre, estas en un error, pues ese día lo que sucedió es que Aldama y Allende estaban ya alertados de que la conspiración se había descubierto:


“…Aldama, que salió de San Miguel apresuradamente luego que recibió el aviso que la corregidora de Querétaro mandaba a Allende con Ignacio Pérez, llegó a Dolores a las 2 de la mañana del día 16 y se fue en derechura a casa de Hidalgo; este se había recogido, pero habiendo hablado Aldama con Allende, entraron ambos a su recamara a instruirle de lo que pasaba.


El cura se incorporó, mandó se sirviese chocolate a Aldama, y oyendo mientras se vestía la delación que este le hizo, al calzarse las medias le interrumpió diciendo: “caballeros, somos perdidos, aquí no hay mas recurso que ir a coger gachupines”.


Horrorizado Aldama con tal idea le replicó: Señor, ¿qué va V. a hacer...? por amor de Dios que vea lo que hace, y se lo repitió dos veces; pero la resolución de Hidalgo estaba tomada…”


(Texto tomado de Historia de Méjico de Lucas Alamán).


La Parroquia de Nuestra Señora de los Dolores, construida originalmente en el siglo XVII se levanta luego de un atrio de muy buenas dimensiones frente a uno de los Jardines Principales más bellos de todo el país. En Dolores Hidalgo todo su centro histórico es, prácticamente, un museo, cada lugar tiene algo que contarnos relacionado con tan importante evento de nuestra historia. La visita a Dolores Hidalgo se vuelve de lo más interesante, pues encontramos por todos lados placas alusivas a los acontecimientos históricos, como ésta placa que se colocó en 1950 para indicarnos justo el lugar en donde el Cura Hidalgo tocó la campana, no para llamar a misa, sino para despertar la conciencia de todos los mexicanos para que salieran a luchar por su independencia.

La Parroquia de Nuestra Señora de los Dolores es donde regularmente inicia la visita a Dolores, acaba de ser recientemente restaurada tanto en su interior como su exterior y con facilidad te puedo decir que en la actualidad es una de las más bellas que hay en todo el país, procura darte el tiempo suficiente para recorrerla por dentro pausadamente, su decorado interior es en verdad deslumbrante.


Es en Dolores donde arrancan las rutas, la de la Independencia y la ahora llamada Ruta del Bicentenario. Hay museos que visitar, hay mucho que ver en Dolores, hay mucha nieve que disfrutar en sus portales, por algo Dolores adquirió el título de Pueblo Mágico. Hospedaje es fácil de encontrar, solo ten en cuenta que este años de 2010 habrá más visitantes de los habituales durante el verano, procura reservar con tiempo, la visita la disfrutarás de seguro.


El Museo de la Independencia, el Museo de la Casa de Hidalgo, el Museo de la Casa de José Alfredo, los templos, las plazas y jardines, todo eso te espera. Si vas con tiempo suficiente, podrás dar un recorrido en las poblaciones cercanas de San Felipe Torresmochas, lugar donde vivió don Miguel Hidalgo antes de llegar a Dolores es uno de ellos.


Observa con atención esta foto, la Cabeza de Águila indica con su pico, el rumbo que sigue la ruta, en este caso apunta hacia el sur. Detrás de la Cabeza podrás ver el pebetero alusivo al Bicentenario, un poco más atrás se alcanza a ver el reloj que lleva la cuenta regresiva para el momento en que se cumplan justo los 200 años y al fondo, como marco a esta foto tenemos la Parroquia de Dolores, donde se inicia nuestro largo recorrido por 260 localidades de nuestro país, distribuidas en once estados.


No me fue posible localizar la fotografía del acto la revelación de la Cabeza de Águila número 1, pero encontré en El Sol del Bajío, publicado en Celaya el 17 de Septiembre de 1960, la fotografía de la revelación de la placa del Monumento a los Héroes de la Independencia por parte de don Adolfo López Mateos, ese monumento lo verás cuando entres a la ciudad, es impresionante, fue diseñado por el Arq. Carlos Obregón Santacilia, quién por cierto, nació en una población cercana a Dolores, San Diego de la Unión.


Este es el momento justo de la revelación de la placa. Sigamos, nos faltan por ver 259 Cabezas de Águila.


Para conocer la Parroquia de Nuestra Señora de los Dolores por dentro, entra aquí:


http://vamonosalbable.blogspot.com/2010/02/la-parroquia-de-nuestra-senora-de-los.html



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada